Sintomas y diagnóstico

Los síntomas de la gastritis varían entre distintos individuos, y en muchas personas puede permanecer asintomática durante mucho tiempo. Los síntomas mas comunes suelen ser:

 

 

Síntomas de la gastritis

 

  • Nausea o malestar estomacal recurrente
  • Sensación de haber comido demasiado, radicada normalmente en la parte superior del abdomen.
  • Inflamación abdominal
  • Dolor abdominal
  • Vómito
  • Indigestión
  • Deposiciones de color obscuro
  • Hipo
  • Falta de apetito
  • Vómito con sangre o de color café. Aunque este síntoma es poco frecuente, es una indicación de que hay sangrado estomacal, lo que requiere de inmediata atención médica.
  • Sensación de ardor en el estómago entre alimentos o por la noche. Esta sensación puede mejorar o empeorar al comer.

 

La aparición ocasional de la mayoría de estos síntomas no amerita la visita al médico. Sin embargo, si los síntomas de gastritis duran más de una semana, o incluyen signos de sangrado, es recomendable consultar a un médico de inmediato.

 

¿Cómo se diagnostica la gastritis?

 

Para diagnosticar la gastritis, el médico revisará tu historial personal y familiar, realizará una evaluación física acuciosa y podrá solicitar la realización de una o varias de los siguientes exámenes:

Endoscopia. Un endoscopio (un tubo delgado que contiene una pequeña cámara) es insertado a través de la boca hasta el estómago para observar su interior. El doctor revisará la existencia de inflamación y, en caso necesario, realizará una biopsia, que es un procedimiento en el cual se toma una pequeña muestra de tejido para ser enviado al laboratorio. Para realizar esta prueba normalmente se adormece la garganta antes de introducir el endoscopio. Este procedimiento toma alrededor de 20 a 30 minutos. Aunque las complicaciones por este procedimiento son raras, ocasionalmente puede haber sangrado o perforación del recubrimiento estomacal. La complicación más frecuente es una ligera irritación de la garganta por el paso del endoscopio.

Examen de sangre. Hay varias pruebas que se pueden realizar a través de una muestra de sangre. Por ejemplo, el conteo de glóbulos rojos para determinar una posible anemia (insuficiencia de glóbulos rojos en la sangre). También se puede usar para determinar la existencia de la bacteria H. pylori. Un resultado positivo para esta bacteria mostrará que has estado en contacto con la bacteria en algún punto de tu vida, pero no necesariamente indicará que actualmente estés infectado.

Examen fecal. Este examen permite determinar la presencia de sangre en los excrementos, como un posible síntoma de gastritis. También puede ayudar a determinar la presencia de la bacteria H. pylori.

Prueba de aliento. Esta una prueba muy simple que ayuda a determinar si estás infectado con la bacteria H. pylori.

Rayos X de tracto gastrointestinal superior. Esta es una placa de rayos X del estómago e intestino delgado para buscar signos de gastritis u otros problemas digestivos. Frecuentemente se toma después de la ingestión de un líquido que recubre las paredes del tracto digestivo para que aparezca con mayor claridad en los rayos-X.

Sintomas y diagnóstico
Califica esta publicación