Síndrome del intestino irritable

Síndrome del intestino irritable
Síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno intestinal crónico caracterizado por cambios en los hábitos de evacuación del paciente, sin ser causado por algún agente infeccioso se presentan episodios alternados de diarrea y estreñimiento, dolor abdominal, meteorismo y distensión abdominal.

Las causas que lo originan son desconocidas, no hay un mecanismo que explique la aparición de sus síntomas crónicos, pero podría existir algún componente hereditario, es común que varios miembros de una familia lo padezcan.

  • La alimentación puede propiciar la aparición de los síntomas: comida rápida, grasas, alimentos muy condimentados, leche, chocolate, productos con cafeína.
  • Está en estudio su relación con algunas patologías: intolerancia alimentaria, gastroenteritis o la alteración de algunas hormonas.
  • Lo único aceptado y comprobado es que los factores psicológicos alteran el movimiento digestivo, el estrés y los problemas emocionales pueden detonar la aparición del malestar.

intestino irritable

Que síntomas presenta el Síndrome del intestino irritable

Los pacientes con SII presentan, por tres o más meses en el último año, al menos dos de los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal tipo cólico y/o malestar aliviado después de defecar
  • Cambio en la frecuencia evacuatoria
  • Cambio en el aspecto de las heces

Este dolor abdominal suele asociarse con el consumo de algún alimento, dura dos horas o menos si el paciente evacua. Otros síntomas son la sensación de evacuar de forma incompleta y la presencia de moco en las heces.

 

Diagnóstico de la enfermedad

No hay una única prueba con la que se diagnostique el SII, el diagnóstico médico consiste en una detallada historia clínica que incluye antecedentes médicos familiares, así como un examen físico del paciente; el médico puede solicitar pruebas complementarias para descartar algunas patologías orgánicas.

El especialista podrá preguntar acerca de hábitos alimenticios, entorno doméstico y laboral del paciente, también podrá sugerir llevar un registro diario de alimentos y síntomas para determinar cuáles desencadenan el malestar propio del SII.

Para descartar patologías o corroborar el diagnóstico de SII se pueden realizar pruebas de sangre, orina y heces, radiografías abdominales con o sin contraste y colonoscopia, en todo caso, la edad y los síntomas del paciente serán clave para aplicar las pruebas más adecuadas.

Tratamiento para el Síndrome del intestino irritable

El SII representa peligro vital, pero afecta de forma determinante la calidad de vida del paciente, además, hasta ahora no se conoce una cura, por lo que sólo se puede minimizar sus síntomas o reducir su período de aparición, para esto, se controla la sintomatología del SII es atendido mediante:

  • Mejorar la dieta: identificar y eliminar alimentos que pueden propiciar la aparición del malestar
  • Cambiar el estilo de vida: manejo adecuado del estrés, ejercicio físico
  • Contemplar otras terapias: psicoterapia, acupuntura, homeopatía
  • Prescribir fármacos: para tratar algunos síntomas aislados o el síntoma predominante, deben ser indicados por un período de tiempo limitado

Como prevenir el Síndrome del intestino irritable

  • Evitar el consumo de alimentos que desencadenen los síntomas, comidas abundantes y distanciadas, bebidas carbonatadas, si predomina el estreñimiento, aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra, hortalizas, vegetales y verduras, si predomina la diarrea, evitar lácteos, chocolate, café y té.
  • Aprender a manejar el estrés, evitar el sedentarismo y mantener actividad física adecuada a la edad.

 

Mas enfermedades digestivas:

 

 

Síndrome del intestino irritable
5 (100%) 4 votes