Problemas digestivos: ¿qué comer para evitarlos?

Problemas digestivos
Problemas digestivos

Todos en algún momento hemos sufrido algún malestar digestivo, enfermedades en el estómago, intestino, esófago, hígado, páncreas, boca o vesícula, en su mayoría pueden tratarse con medicamentos, sin embargo, complementar el tratamiento con una dieta adecuada coadyuva a una pronta recuperación.

Que comer para evitar problemas digestivos

Hay alimentos que pueden ayudar a calmar un síntoma, pero en otros casos puede no ser tan beneficioso, es por ello tan importante vigilar nuestra alimentación y tomar en cuenta algunas recomendaciones respecto a la forma de alimentarnos cuando sufrimos algunas enfermedades propias del tracto digestivo.

Que comer para evitar problemas digestivos

Gastritis

Si se padece de una inflamación en el revestimiento estomacal lo ideal es evitar alimentos ácidos y comidas elaboradas ya que estimulan la secreción de jugos gástricos y empeoran el malestar.

La leche, debido a su concentración de calcio y proteínas, genera un efecto de rebote ya que, si se sienten los síntomas de la gastritis y se toma leche, inicialmente se puede sentir alivio, pero después provocará mayor acidez.

Las verduras y frutas difíciles de digerir, como la manzana, no son recomendables, tampoco el pan.

problemas digestivos

Para sentir mejoría, lo recomendable es mantener una dieta suave de carnes blancas al horno o a la plancha, evitar los rebozados y alimentos fritos, también son buenos el arroz blanco, brócoli, las papas cocidas y las pastas sin salsas. Es bueno comer pocas cantidades de alimentos cada 3 ó 4 horas, que no estén muy fríos ni muy calientes pero lo más importante es tomar mucha agua .

Reflujo

El reflujo es esa sensación de ardor en el esófago que sube del estómago a la garganta y la boca. Puede evitarse al dejar de comer alimentos muy picantes, fritos, embutidos, encurtidos, grasas animales, rebozados, también es conveniente evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco

Por el contrario, son recomendados las comidas basadas en carnes blandas al horno o a la plancha, pastas sin salsa y las verduras al vapor, en este caso también es muy recomendado tomar líquidos abundantes, especialmente agua.

 

Vómitos y diarreas

Ambas afecciones suelen producirse tras una indigestión, su tratamiento basa en una hidratación adecuada y dieta, inicialmente absolutamente a base de líquido (agua, suero), luego blanda (pan tostado, purés, compotas, arroz, papas, pasta) hasta retomar la alimentación cotidiana luego de al menos dos días.

En algunos casos también es conveniente tomar algún agente alcalino, como el aloe vera, por ejemplo. Las bebidas de cola pueden ayudar hidratando y suavizando el malestar.

Gases y estreñimiento

Los gases intestinales originados por aire en los alimentos y al tragar, pueden evitarse al no consumir bebidas carbonatadas, tomar agua frecuentemente, no comer muy rápido, evitar productos lácteos si se tiene intolerancia a la lactosa, algunos alimentos caracterizados por aumentar las flatulencias son: repollo, coliflor, algunas legumbres, comidas muy elaboradas por lo que es mejor evitarlos, al igual que el alcohol.

El estreñimiento o la dificultad de evacuar heces endurecidas puede deberse a varias causas y por eso la dieta varía según el caso, sin embargo, generalmente debe ser rica en fibra, tomar suficiente líquido (agua principalmente) y evitar alimentos que favorezcan esta condición como las carnes y los quesos.

Post relacionados:

 

Califica esta publicación